PARA QUE TU CASA TENGA BUEN F E N G   S H U I

Una vivienda con mal Feng Shui le traerá problemas serios apenas se mude a ella, incluso desde el proceso de construcción. ¿Cuántos casos conoce de personas que apenas se mudan a su nueva vivienda tienen deterioros en su relación de pareja, salud o finanzas?

Cuando alguien piensa construir sabe que debe destinar un monto significativo de su inversión para cubrir los honorarios de un profesional que le va a diseñar el proyecto arquitectónico, pero lo que no sabe es que ese proyecto será el responsable de por lo menos el 70% de un buen o mal Feng Shui.

Las claves: ubicación, orientación y diseño arquitectónico

La orientación de la fachada define el patrón energético y marca la pauta de cuáles son las mejores zonas para la ubicación acertada de los conductores del Chi.
¿Que podemos hacer para que nuestra casa tenga buen Chi?


  1.Una entrada acogedora: La entrada de la vivienda es conocida como la boca del Chi, es el rostro que mostramos al mundo. El color rojo, las fuentes de agua y las plantas con flor son una buena elección decorativa. Si tu entrada es atractiva, será un imán para las cosas buenas.

 

  2.Nada debajo de la cama: Este paso es más peliagudo, y poco factible para los que tenemos una cama tipo canapé. Sin embargo, el Feng shui es claro en este sentido. El dormitorio es una de las habitaciones más importantes de la casa, ya que un buen sueño es clave para una vida saludable.

  3.Cuidado con los espejos: Los espejos pueden ser grandes conductores del Chi. Sin embargo, si no se colocan correctamente, tienen un profundo efecto negativo. Por eso tenemos que tomar ciertas precauciones, como evitar que corten la cabeza cuando pasamos por delante o que reflejen cosas desagradables como el inodoro o el desorden. También son a evitar los espejos antiguos que estén deteriorados, ya que nos devuelven un reflejo fragmentado o deformado.

  5.Orden y limpieza: Puede resultar obvio pero la suciedad y el desorden son propicios para que el Chi negativo se acumule a nuestro alrededor. 

Reglas Básicas para lograr un diseño arquitectónico que no sólo recolecte un buen Chi, sino que también sea capaz de potenciarlo:

* Prefiera las formas simples, cuadradas o rectangulares, muy compactas que le garanticen una buena distribución energética.

* Solicítele a su arquitecto que la fachada sea inconfundible, que esté bien definida. Esta debe ser la zona más Yang de la vivienda y con eso se evitará que la misma caiga en lo que se cataloga en el Feng Shui como frentes competitivos. Cuando las construcciones tienen muchos lados Yang el patrón energético se comporta errático.

* Así como la fachada debe ser muy Yang, el asiento debe ser sólido y estable para que retenga la buena energía. El asiento o fondo de la casa nunca debe competir con el frente en entrada de energías. La energía debe entrar por el frente con fuerza y salir por el fondo suavemente después de haber efectuado un suave recorrido por la casa. Esto es lo que va a garantizar la estabilidad y bienestar emocional a sus ocupantes.

* El centro de la edificación es su corazón, el tai chi, el equilibrio; no debe ser perturbado, necesita estar despejado. Evite que le coloquen baños o habitaciones en el centro.

* La entrada debe ser amplia para recolectar el Chi, retenerlo, transformarlo si es necesario y que se distribuya suavemente hacia el resto de la casa

 

 nuestra filosofía de trabajo.

 

 

C O N T A C T O

 

TEL: 626 48 13 70